Imagen cabecera

Prestamistas particulares privados

Préstamos de capital privado

Prestamistas particulares, privados y personales de dinero

A lo largo de los años es normal que en algún momento dado tengamos que enfrentarnos a una situación financiera algo compleja que nos obligue a pedir dinero prestado. Puede que se nos junten varias deudas, que queramos refinanciar otras. O incluso que hayamos heredado una propiedad cuyos impuestos no podemos afrontar.

Sea cual sea esta situación hoy en día existen muchas alternativas de crédito que nos dan la opción de hacer frente a este tipo de gastos. Ya no es necesario acudir de manera exclusiva a nuestro banco de toda la vida a por financiación. Donde además, según nuestro historial de crédito, es probable que nos rechacen. En la actualidad tenemos hemos recuperado la capacidad de elegir el producto financiero más acorde a nuestro caso.

Las empresas de capital privado y los prestamistas particulares se han convertido en una opción muy interesante para conseguir dinero rápido con las mayores ventajas para ti. Y Crédito Particular es una de ellas. Nuestra empresa de capital privado, regulada por el Ministerio de Sanidad y Consumo lleva desde el año 2012 ofreciendo los mejores créditos con garantía hipotecaria a particulares y empresas. Independientemente de la situación financiera que estés atravesando o de que tu historial crediticio no sea intachable.

Consigue tu préstamo personal

  • Préstamos a partir de 6.000€ (mínimo).
  • Sin límite de capital.
  • Imprescindible una propiedad como garantía.
  • Hasta 10 años de devolución.
  • Cómodas cuotas mensuales.
  • No importa Asnef.
  • Respuesta en 1 hora.
  • No importa nómina ni si está en paro.
  • Sin pagos por adelantado.
  • Carencia de hasta 5 años.
  • No cobramos nunca por adelantados.
  • No tiene que justificar sus ingresos.

Fácil, rápido y seguro

Rellena el formulario o llámanos!

Solicitud

Solicitud de préstamo

Pre-aprobación del préstamo en tan sólo unos minutos

Estudio en
10 min

Estudio en 10 minutos

Comprobación de la documentación y aprobación final

Envío de
documentación

Envío de documentación

Recopilación de todos los datos y tramitación del préstamo

Preparación
de firma

Preparación de firma

Informe de tasación por una empresa regulada por el Banco de España

Tasación

Tasación

Tu préstamo disponible en 72 horas

Firma

Firma

Contacto

Solicitud de préstamo

Contacta con nosotros para tener más información sobre nosotros y nuestros servicios

¿Qué ventajas ofrecen los préstamos personales de dinero?

Acudir a los préstamos de capital privado para conseguir financiación es una práctica cada vez más frecuente entre las empresas y los particulares. Y resulta lógico si pensamos en que se trata de productos que ofrecen, en muchos casos, mayores ventajas que otras empresas de crédito. Como por ejemplo los bancos.

Siempre que vayamos a solicitar dinero es vital que realicemos una comparación entre las diferentes opciones que tenemos. De este modo conseguiremos el producto más adecuado en cada ocasión. Dentro de las ventajas que ofrece contar con Crédito Particular para solicitar dinero podemos destacar sin duda las siguientes:

  • Dinero rápido y con facilidades. Quizá uno de los aspectos menos atractivos de solicitar dinero a una entidad tradicional son las largas esperas a las que debemos de enfrenarnos. Muchas veces podremos tardar incluso semanas en recibir el capital solicitado una vez nuestro préstamo ha sido aprobado. En el caso de Crédito Particular la concesión es prácticamente inmediata. No solamente te ofreceremos una respuesta sobre si tu préstamo ha sido aprobado en tan solo 10 minutos. Si no que además dispondrás de él en menos de 72 horas una vez hayamos formalizado el contrato. El truco para conseguir esta agilidad de trámites es que operamos a través de internet. Lo que facilita el contacto y la comunicación entre cliente y prestamista.
  • Poca carga de documentación. Otra de las ventajas de Crédito Particular es que la documentación necesaria para formalizar el préstamo no es muy numerosas. Además se puede obtener desde la comodidad del hogar. En general solo será necesario que presentes los siguientes documentos para que podamos concederte dinero de manera inmediata.
    • Copia de la cuenta corriente y de tu DNI.
    • Nota Simple del Registro de la Propiedad que usarás como garantía hipotecaria en el préstamo. Podrás obtener este documento a través de Internet y dispondrás de él en tu correo electrónico en menos de 24 horas.
    • Seguro del hogar en regla.
    • Copia del último recibo del IBI.

Además…

  • Adecuados para todo tipo de clientes. Si no tienes una situación financiera envidiable te habrás dado cuenta de que solicitar un crédito no es una tarea fácil. Muchas empresas te denegarán el préstamo puesto que no consideran que tu historial crediticio sea seguro. Por ejemplo si estás registrado en Asnef o no tienes una nómina estable, lo más probable es que la mayoría te rechacen como cliente. Esto no te sucederá con Crédito Particular. Siempre que dispongas de una vivienda en propiedad libre de cargas y susceptible de venta podrás obtener financiación. Y además con importes ilimitados. Da igual que no tengas un trabajo fijo o que estés registrado en Asnef. Nosotros podemos ayudarte.
  • El límite de capital lo marcas tú. Lo normal cuando solicitamos un préstamo es que, en función de nuestra situación financiera, el prestamista nos ofrezca una cantidad concreta de dinero y no más. También depende del producto que solicites. Por ejemplo, si apostamos por los minicréditos rápidos nunca obtendremos más de unos 1.200 €. Sin embargo, con los préstamos con garantía hipotecaria de crédito particular el límite de dinero que recibirás lo marca el valor de mercado de tu propiedad. Es decir, que cuanto mayor sea este, más alto será tu préstamo. Para que te hagas una idea podrás conseguir desde un mínimo de 6.000 € hasta el 25 % del valor de mercado de tu inmueble.

Y por supuesto…

  • Despídete de las vinculaciones. Si alguna vez has ido a un banco a solicitar un crédito seguramente te habrás dado cuenta de que son muchas las vinculaciones que obligan a aceptar. Y todo para concedernos un préstamo cuyas características quizá no sean las más adecuadas para nuestro caso. Entre las más frecuentes se encuentra la obligación de abrir una cuenta corriente; trasladar la nómina si no la tenemos ya en ese banco; solicitar una tarjeta de crédito o domiciliar facturas. Además de estas vinculaciones existen otras más agresivas como por ejemplo contratar algún tipo de seguro cuyas prestaciones no sean las mejores para nosotros. Muchas veces nos ofrecen bajar los intereses del préstamo a cambio de aceptar el pago de otros productos. Sin embargo, antes de dejarnos cegar por unos intereses más comedidos es importante estudiar el caso. Comprueba si los gastos asociados al contrato que te ves obligado a firmar son mayores que los que tendrías que pagar en forma de interés. Pues bien, todo este tipo de “penalizaciones” no forman parte del modus operandi de nuestra empresa. Nosotros nunca te obligaremos a cambiar de banco o a contratar otros productos para concederte un préstamo.
  • Sin adelantar dinero. Es probable que en alguna de las páginas web de prestamistas que hayas visitado te hayan pedido que adelantes parte de los intereses o el importe por la formalización del préstamo antes ni siquiera de cobrarlo. Ten cuidado con este tipo de portales web pues suelen conducir a estafas. A no ser que se trate de un intermediario nunca debes de adelantar dinero. Todos los gastos asociados a tu préstamo estarán repartidos entre las cuotas que ambas partes habéis acordado.
  • Plazos de amortización adecuados a tus necesidades. Para que un préstamo disponga de mensualidades adecuadas para cada tipo de cliente es necesario jugar con los plazos de amortización. Si el importe solicitado es muy elevado y no nos ofrecen bastantes años para devolverlo las cuotas serán muy altas y puede que no podamos afrontarlas con comodidad. Por este motivo en Crédito Particular ofrecemos amplios plazos de devolución. Los cuales van desde el año hasta los 10. Además puedes disfrutar de un periodo de carencia parcial en el cual solo abones los intereses. De esta manera puedes ir ahorrando para, pasado dicho periodo, poder afrontar con más seguridad los pagos cada mes.

¿Estoy interesado en solicitar un préstamo, ¿qué tengo que hacer?

Estoy interesado en solicitar un préstamo, ¿qué tengo que hacer

Si estás interesado en solicitar préstamos privados de dinero a través de Crédito Particular estos son los pasos que has de seguir.

Ser propietario de un inmueble

En el caso de Crédito Particular todos nuestros préstamos son con garantía hipotecaria. Es decir, que has de poseer un inmueble libre de cargas y que sea susceptible de venta para poder solicitarlos. Este inmueble se convertirá en la garantía de tu préstamo. Por lo que, independientemente de tu situación financiera, podrás obtener un crédito. El valor del inmueble determinará el importe que podemos ofrecerte en tu préstamo. Para definirlo será necesario realizar una tasación oficial de la que nos encargaremos.

Tener claras nuestras necesidades de financiación

Antes de contactar con un prestamistas es necesario que tengamos claras cuáles son nuestras necesidades financieras. Piensa que solicitar un préstamo no es algo que se deba de tomar a la ligera. Deberás de responder a los pagos de forma mensual hasta amortizar el importe. Y tendrás que hacer frente a intereses y quizá otros gastos. Por ejemplo si te retrasas en los pagos es probable que el prestamista te aplique intereses de demora.

De ahí que resulte vital saber cuánto dinero necesitamos y para qué. Siempre que podamos cubrir nosotros mismos nuestros gastos es aconsejable no acudir a los préstamos. Pero si no hay más remedio, deberemos de hacerlo teniendo claros los siguientes factores:

  • el motivo del préstamo,
  • el importe total,
  • el valor máximo de las cuotas
  • y lo plazos de amortización.

Esto facilitará el trabajo del prestamista que podrá definir con más facilidad cuál es el producto perfecto para nuestro caso.

Ponerte en contacto con nosotros

Ahora que ya sabes qué necesitas, para qué y por qué motivo te aconsejamos que te pongas en contacto con un experto. Por ejemplo, Crédito Particular. De esta manera podrás obtener asesoramiento inmediato y averiguar si puedes conseguir el préstamo. Para contactar con nosotros puedes hacerlo del siguiente modo:

  • A través del número de teléfono 930 13 04 16.
  • Rellenando el formulario de contacto que localizarás en esta misma web. Te aconsejamos que ofrezcas la mayor cantidad de detalles posibles para que podamos afinar al máximo con los cálculos de tu préstamo.

Pre-aprobación y documentación

Como explicábamos unas líneas más arriba, una de las principales ventajas de Crédito Particular es que ofrecemos soluciones financieras en un tiempo record. De ahí que tampoco nos demoremos en ofrecer al cliente información sobre si su petición ha sido pre-aprobada. En menos de 15 minutos desde que recibamos tu expediente podrás saber si podemos prestarte dinero. Una vez confirmado será el momento de presentar la documentación necesaria para poder comprobar tus datos y formalizar el crédito por medio de un contrato. Puedes repasar los documentos necesarios en el apartado de ventajas.

Tasar el inmueble y firmar ante notario

Como nuestros préstamos son con garantía hipotecaria es necesario conocer con certeza el valor de mercado del inmueble. Y esto se consigue por medio de una tasación realizada por una empresa oficial que esté regulada por el Banco de España.

Lo normal en estos casos es que el cliente se encargue de realizar esta tasación y ofrezca la información a la empresa que la demanda. Sin embargo en Crédito Particular somos nosotros los que nos encargamos de este trámite. Buscaremos una empresa oficial externa y solicitaremos la tasación. Una vez la obtengamos sabremos qué cantidad máxima podremos ofrecerte. Recuerda que esta ascenderá hasta el 25 % del valor de mercado del inmueble.

Cuando ya hayamos finalizado los pasos y definido tanto el importe, el plazo de amortización, las cuotas y los intereses, será el momento de firmar un contrato. Siempre que aceptes un producto financiero es importante que cuentes con un contrato entre ambas partes. En él deben de quedar reflejados todos los pormenores que se han acordado. Incluidos los casos extraordinarios y el modo de actuar si estos se producen. Por ejemplo si hay algún tipo de penalización por demora o entrega anticipada o si existe alguna vinculación.

Los contratos han de firmarse siempre ante notario ya que este experto será el encargado de realizar la lectura y validar el contrato. Además podrás repasar con él todas las cláusulas y resolver cualquier duda que todavía no hayas aclarado.

En Crédito Particular nos gusta que nuestros clientes estén cómodos. Por este motivo te ofrecemos la oportunidad de escoger la Notaría o notario que prefieras para firmar el contrato.

¿Qué son los prestamistas particulares?

Qué son los prestamistas particulares

Si alguna vez has intentado solicitar un crédito, sobre todo durante los últimos años, estamos seguros de que la figura de los prestamistas particulares no te resultará desconocida. Sobre todo a raíz de la crisis. Momento en el que la financiación tradicional por medio de los bancos o cajas quedó completamente paralizada. Las consecuencias para la economía de nuestro país fueron muy graves. Hasta tal punto que incluso han sido necesarios medidas de ayuda por parte del Banco Central Europeo para poner de nuevo en marcha el dinero. Y obligar a los bancos a volver a conceder créditos.

Sin embargo durante el tiempo en el que estas medidas no estaban activas surgió con fuerza la figura del prestamista particular. Estos prestamistas privados se encargan de ofrecer créditos tanto a particulares como a empresas. A nivel general podemos decir que funcionan exactamente de la misma manera que las entidades de crédito tradicionales. Con la diferencia en este de que el capital no lo presta el banco. Sino que lo hace o bien un particular o bien una empresa.

En la mayor parte de los casos los prestamistas particulares son profesionales del sector financiero. Es decir, que utilizan su capital de manera habitual para ofrecer créditos. En otras coacciones se trata de particulares que buscan alternativas de inversión por medio de las cuales sacar más rentabilidad. Pero además ayudan a otras personas o empresas a mejorar su situación financiera.

Características de los prestamistas privados

Características de los prestamistas privados
  • Gran variedad de productos. Dentro del mundo de los prestamistas particulares hay una gran variedad de productos. Desde aquellos que se ofrecen sin solicitar ningún tipo de garantía a cambio, como los que piden un aval o garantía. Por ejemplo el uso de vehículos o de propiedades. Los préstamos con garantía hipotecaria son precisamente los que concede Crédito Particular. Y están especialmente diseñados para cubrir las necesidades financieras de todo tipo de clientes. Incluso aquellos con graves problemas económicos o inscritos en registros de morosidad. Precisamente aquellos clientes que estén en Asnef o RAI consiguen la posibilidad de obtener créditos gracias a este tipo de préstamos. No hay que olvidar que los bancos de toda la vida deniegan estas ayudas si el cliente está registrado en un fichero de morosidad.
  • Se trata de préstamos entre particulares. Otra de las principales características de los prestamistas privados es que quien los concede es un particular o una empresa que busca alternativas de inversión con buena rentabilidad. Y que está dispuesta a ayudar a otras personas. En estos préstamos los bancos no tienen nada que ver. Se trata de un intercambio donde las dos partes logran un beneficio.
    • El prestatario porque obtiene un crédito que seguramente le sería denegado por su situación financiera en un banco tradicional. No hay que olvidar que los prestamistas privados son mucho más flexibles en sus requisitos para ofrecer dinero. Además de más rápidos.
    • El prestamista porque consigue una rentabilidad interesante prestando capital a particulares o empresas que buscan alternativas de financiación. Con esta acción no solo ayuda a otras personas sino que además obtiene una mayor rentabilidad con su dinero que la que conseguiría con otros productos financieros. Por ejemplo un depósito.

Diferencias entre préstamos entre particulares y prestamistas privados

Diferencias entre préstamos entre particulares y prestamistas privados

Préstamos entre particulares por medio de plataformas online

Este tipo de préstamos se ha puesto muy de moda durante los últimos años. En estas plataformas los prestamistas no solicitan garantías y se centran de manera exclusiva en los préstamos de tipo personal. Es decir, operaciones donde el solicitante debe de presentar una nómina para poder obtener capital.

En estas páginas web el intermediario se encarga de poner en contacto al prestamista particular con el posible cliente. En este caso la web que actúa como intermediaria de la operación obtiene una comisión por sus servicios. Son préstamos entre particulares.

Estas plataformas no tienen tanto éxito como las empresas de capital privado puesto que carecen de un asesoramiento financiero profesional. Las intermediarias solo conectan a clientes con posibles inversores. Y se preocupan más de la captación de clientes que de cualquier otra cosa. Por desgracia los inversores, al carecer de asesoramiento financiero para saber si su inversión será o no un éxito, buscan otras alternativas de financiación algo más seguras.

Prestamistas privados y empresas de capital privado

A diferencia de lo que sucede con el anterior grupo los prestamistas privados suelen trabajar por medio de empresas de capital privado. Estas empresas se encargan de manera profesional de trabajar como intermediarios financieros. Dentro de sus labores se encuentra la de asesorar a los inversores para obtener el máximo beneficio a la hora de prestar el capital. Además también orientan a los posibles clientes sobre qué producto financiero es el más adecuado para él.

Las empresas de capital privado por tanto sí ofrecen un asesoramiento financiero y disponen de amplios conocimientos del sector. En este caso los prestamistas privados que colaboran con estas empresas de capital privado solo ponen el dinero. Es la propia empresa y sus expertos financieros, los que se encargan de buscar a clientes y revisar los expedientes. Los prestamistas privados que operan dentro de las empresas de capital privado pueden ser particulares o empresas.

La diferencia principal entre los préstamos entre particulares por medio de plataformas online y los prestamistas privados y empresas de capital privado es el asesoramiento. Mientras que las primeras carecen de él, en las segundas se cuenta con una empresa experta en el sector financiero que ayuda a ambas partes. En caso de que la operación resulte atractiva para todos se procede a la firma del contrato.

Este tipo de plataformas se encarga principalmente de ayudar en las operaciones más complicadas a los clientes con perfiles financieros poco aceptables.

¿Qué diferencias suele haber entre los préstamos de capital privado y los préstamos de bancos?

Qué diferencias suele haber entre los préstamos de capital privado y los préstamos de bancos

Aunque en muchos aspectos los préstamos que ofrecen son similares, sigue habiendo diferencias sustanciales entre unos y otros prestamistas. En general podríamos decir que las principales son las siguientes:

  • Rapidez de concesión. Los prestamistas particulares son mucho más ágiles a la hora de conceder créditos que los bancos. Esto se basa principalmente en su modus operandi y en los requisitos que solicitan. No olvides que las empresas de capital privado funcionan de manera exclusiva a través de internet. Lo que evita al cliente tener que dar paseos de una sucursal a otra para hablar con algún asesor que le ayude con la solicitud o los papeles del préstamo.
  • Documentación. Otra de las diferencias principales es la documentación que se exige. Mientras que los bancos siguen siendo mucho más restrictivos, tanto las empresas de capital privado como los prestamistas particulares dan más financiación. Esto está directamente relacionado con la documentación que se solicita. En el caso de los préstamos de capital privado toda la documentación se puede enviar y visar a través de internet. Lo que hace que los trámites resulten mucho más sencillos y ágiles.
  • Perfil financiero En cuanto al perfil financiero los bancos jamás ofrecerán un crédito a un cliente cuya situación económica no sea la adecuada. Es decir, que si estás en Asnef o no tienes una nómina estable, un banco no te ofrecerá un crédito.

¿Son iguales los créditos de los prestamistas particulares y los bancos?

Son iguales los créditos de los prestamistas particulares y los bancos

Lo cierto es que no. La diferencia no radica tanto en el capital concedido, pues ambos pueden llegar a cubrir cifras muy elevadas, sino más bien en detalles como la rapidez de concesión, los requisitos o la obligación de contratar productos vinculados.

En general los prestamistas particulares y las plataformas dedicadas a los préstamos entre particulares se han especializado en los siguientes tipos de créditos

Créditos de prestamistas particulares

Micropréstamos

Este es sin duda uno de los productos estrella de los prestamistas particulares. Hoy en día son muchas las empresas de créditos que se han especializado en este tipo de producto. Los micropréstamos ofrecen al cliente la posibilidad de conseguir financiación en un tiempo record. Hablamos de una media de 15 minutos.

Las cantidades en este caso no son excesivamente elevadas (no suelen superar los 1.000 €), la devolución ha de hacerse en un mes y los intereses son bastante altos. Ya que el riesgo que corre prestamista es muy elevado. Según los datos del Banco de España los intereses de estos préstamos oscilan en el 1,1 % al día.

Seguro que has visto en la televisión más de un anuncio de este tipo de créditos. El número de empresas que se dedican a los micropréstamos es tan elevado que es frecuente encontrar interesantes ofertas para captar nuevos clientes. Así hay algunos que ofrecen el primer préstamo sin interés para clientes que acuden por primera vez. Y otros que llegan a ampliar el plazo de devolución hasta los 90 días.

Préstamos rápidos

Otro de los principales productos financieros de las empresas de capital privado son los préstamos rápidos. Estos préstamos ofrecen una cantidad más elevada de dinero (pueden llegar a superar los 5.000 €) con intereses menos agresivos y plazos de devolución que se amplían hasta los dos años. Igual que en el caso de los mircopréstamos la concesión es muy rápida. En menos de 48 horas dispondrás del capital en tu cuenta corriente.

Las condiciones para contratarlos siguen siendo poco restrictivas, de ahí que los intereses puedan resultar algo elevados. No hay que olvidar que el prestamista corre un riesgo extra al ofrecer capital a todo tipo de perfiles económicos.

Son préstamos que pueden venir muy bien en situaciones puntuales donde es necesario conseguir dinero con rapidez. Son perfectos para cubrir necesidades financieras puntuales y no hay que abusar de ellos. En ningún caso deben de servirnos para llegar a fin de mes de forma habitual.

Préstamos con garantía hipotecaria

Con los préstamos con garantía hipotecaria el cliente puede obtener cantidades ilimitadas de dinero. A diferencia de los anteriores, donde los importes no suelen ser muy altos, estos pueden alcanzar cifras que superen los 100.000 €.

Para poder solicitar uno de estos préstamos es necesario disponer de una propiedad libre de cargas y susceptible de venta. El importe del préstamo se fijará en función del valor neto del inmueble.

Estos préstamos se pueden usar para cubrir cualquier tipo de necesidad financiera. Desde llevar a cabo una reforma en un local comercial a aceptar una herencia. Los intereses se fijan en función del importe solicitado, del plazo de amortización que se seleccione y del motivo por el que se pida el préstamo.

En cuanto a los plazos de devolución suelen ir hasta los 10 años. Algunos prestamistas de capital privado, como por ejemplo Crédito Particular, añaden un periodo de carencia al préstamo que puede ser parcial o total.

Préstamos especiales que conceden los bancos y cajas

A día de hoy los bancos y cajas siguen especializados en una serie de préstamos que las empresas de capital privado no conceden. Estos préstamos son los siguientes:

Hipotecas

Sin duda las hipotecas son el principal tipo de préstamo que conceden los bancos. Cualquier cliente que quiere comprar una vivienda u otro tipo de propiedad y carece de capital suficiente solicita una hipoteca.

Estos préstamos de gran envergadura suelen disponer de plazos de devolución que llegan a superar los 40 años y se abonan en cuotas mensuales. Los interés suelen ser más reducidos, pero el importe que se paga por ellos es muy elevado. No hay que olvidar que pasamos años y años abonándolos. Las hipotecas pueden ser muy variadas. Existen muchas fórmulas en cuanto al cálculo de intereses. Pueden ser fijas, mixtas o variables. Además

Para obtener una hipoteca el perfil financiero del cliente debe de estar bien saneado. Un banco no nos concederá este tipo de crédito si estamos en Asnef o si no tenemos una nómina fija y estable.

Muchos bancos solo ofrecen este tipo de préstamo si el cliente está dispuesto a aceptar ciertas vinculaciones. Desde abrir una cuenta corriente, pasando por contratar seguros (aunque no nos interesen) o llevar nuestra nómina a su banco.

Tarjetas de crédito

Una manera de obtener financiación rápida es por medio de las tarjetas de crédito. A diferencia de los préstamos con este tipo de producto no tenemos el dinero a la vista. Sino que podremos gastar la cantidad establecida por contrato cada mes. Y pagaremos intereses por el capital gastando.

Este tipo de línea de crédito ofrece liquidez inmediata a los clientes. Lo bancos no suelen conceder estas tarjetas si no tenemos un buen perfil financiero.

Préstamos personales bancarios

Los préstamos personales bancarios, también conocidos como préstamos al consumo, son especialmente estrictos a la hora de revisar tanto la finalidad como el importe y el plazo. Por ejemplo, si solicitas 5.000 € para comprar un lavaplatos lo normal es que te los denieguen.

Estos préstamos son algo peliagudos pues el cliente responde al impago con todos sus bienes presentes y futuros. De ahí que se consideren préstamos personales.

En cuanto a los intereses al ser préstamos que duran varios años es importante fijares en la TAE. Hay muchos bancos que publicitan el TIN para que los intereses parezcan más bajos. Solo se trata de un truco de marketing puesto que el TIN no incluye todos los gastos asociados.

Contacto

Solicitud de préstamo

Contacta con nosotros para tener más información sobre nosotros y nuestros servicios

Deja un comentario

Scroll Up