Imagen cabecera

Préstamos rápidos

Índice

Préstamos de capital privado

Préstamos rápidos y créditos urgentes e inmediatos

Hoy en día resulta bastante frecuente tener que solicitar dinero de manera urgente. La situación financiera que atraviesan tanto los particulares como las empresas puede provocar, que en un momento dado, se necesite capital de forma urgente. Por ejemplo:

  • Para hacer frente a una herencia
  • Poder afrontar un gasto imprevisto como la reparación de un electrodoméstico
  • Llevar a cabo una reforma
  • Reunificar o refinanciar deudas
  • Pagar una deuda para salir de Asnef
  • Cubrir los pagos de nuestros empleados durante un mes, etcétera.

En estos casos, y muchos otros, conseguir créditos urgentes e inmediatos puede ser el único método de afrontar la coyuntura económica en la que nos encontremos. Por desgracia no siempre se encuentra financiación ya que depende en gran medida de nuestro perfil financiero.

En el caso de Crédito Particular, empresa regulada por el Ministerio de Sanidad y Consumo que opera desde el año 2012, ofrecemos créditos urgentes con garantía hipotecaria todo tipo de perfiles. No importa si estás en Asnef o RAI o si no tienes una nómina estable. Nosotros podemos financiarte y ofrecerte el dinero rápido que estás buscando.

¿Te gustaría saber cómo? En ese caso, sigue leyendo.

Consigue un crédito inmediato

  • Préstamos a partir de 6.000€ (mínimo).
  • Sin límite de capital.
  • Imprescindible una propiedad como garantía.
  • Hasta 10 años de devolución.
  • Cómodas cuotas mensuales.
  • No importa Asnef.
  • Respuesta en 1 hora.
  • No importa nómina ni si está en paro.
  • Sin pagos por adelantado.
  • Carencia de hasta 5 años.
  • No cobramos nunca por adelantados.
  • No tiene que justificar sus ingresos.

Fácil, rápido y seguro

Rellena el formulario o llámanos!

Solicitud

Solicitud de préstamo

Pre-aprobación del préstamo en tan sólo unos minutos

Estudio en
10 min

Estudio en 10 minutos

Comprobación de la documentación y aprobación final

Envío de
documentación

Envío de documentación

Recopilación de todos los datos y tramitación del préstamo

Preparación
de firma

Preparación de firma

Informe de tasación por una empresa regulada por el Banco de España

Tasación

Tasación

Tu préstamo disponible en 72 horas

Firma

Firma

Contacto

Solicitud de préstamo

Contacta con nosotros para tener más información sobre nosotros y nuestros servicios

Los créditos inmediatos con garantía hipotecaria de Crédito Particular

Conseguir un crédito urgente no tiene por qué resultar difícil aunque nuestra situación económica no sea la más adecuada. En Crédito Particular nos hemos especializado en préstamos rápidos con garantía hipotecaria.

Se trata de un producto financiero pensado para aquellos clientes, particulares o empresas que disponen de un inmueble en propiedad. Este ha de estar libre de cargas y ser susceptible de venta. Dicha propiedad actuará como garantía en el futuro préstamo. Puede tratarse de cualquier tipo de inmueble. Ya sea un terreno, una nave industrial, una segunda vivienda, un aplaza de garaje o un local comercial.

A diferencia de otro tipo de créditos rápidos nuestros préstamos no tienen límite de capital. Este viene marcado por el valor de mercado del propio inmueble. Para saber cuánto dinero podemos prestarte es necesario realizar una tasación oficial de la propiedad. Pero no te preocupes. En Crédito Particular nosotros nos encargamos de todo. Contactaremos con una empresa externa, regulada por el Banco de España, para averiguar el valor del mercado del inmueble.

Una vez conocido podremos ofrecerte desde un mínimo de 6.000 € hasta un máximo que equivalga al 25 % del valor de mercado de la propiedad. En menos de 72 horas tras la firma del contrato tendrás ingresado el capital en tu propia cuenta corriente.

¿Cómo solicitar un préstamo urgente?

Cómo solicitar un préstamo urgente

Si estás interesado en solicitar un préstamo urgente con nuestra empresa los pasos a seguir son muy sencillos. Puedes consultarlos a continuación.

Valorar qué cantidad de dinero necesitamos

Antes de solicitar un préstamo es importante que tengas claras tus necesidades de financiación.

  • Comprueba cuánto dinero necesitas y no pidas más de la cuenta. Recuerda que luego deberás de devolver el importe junto con los intereses. Y que tu situación económica puede que llegue incluso a empeorar con el paso de los años conduciéndote al sobreendeudamiento.
  • Realiza un estudio sobre los plazos de amortización. Piensa que para que las deudas no terminen por asfixiarnos estas no deberían de superar en ningún momento el 40 % de nuestros ingresos mensuales netos. De este modo seremos capaces de afrontar los pagos cada mes. De ahí que resulte interesante que tengas presente cuánto puedes pagar en cada cuota por tu préstamo e incluso cuál sería el plazo de amortización que estás buscando.

Contactar con nosotros

Una vez tengas Claras tus necesidades financieras será el momento de contactar con Crédito Particular para solicitar el dinero. Puedes hacerlo de dos maneras diferentes.

  • Llamando al número de teléfono 930 130 413.
  • Rellenando el formulario que localizarás en esta misma página web.

En ambos casos te asignaremos un asesor financiero que pueda orientarte para que consigas el crédito rápido que estás buscando. Nuestros asesores son expertos en el mundo de las finanzas y en el apartado legal. Por lo que también podrás recibir asesoramiento en este aspecto en caso de necesitarlo.

Lo ideal es que seas lo más explícito posible con tus necesidades crediticias para que nos resulte mucho más fácil ayudarte. Cuantos más datos nos ofrezcas más sencillo resultará ofrecerte una solución a medida.

Obtener la pre-aprobación del préstamo urgente en menos de 15 minutos

Una vez conozcamos a grandes rasgos tu caso, será el momento de valorar tu expediente. En menos de 15 minutos te informaremos de si tu crédito ha sido pre-aprobado. Olvídate de las largas esperas propias de los bancos para saber si vamos a poder tener acceso a dinero rápido.

Presentar la documentación necesaria para comenzar con el proceso de firma

En el momento en el que el préstamo haya sido pre-aprobado podremos comenzar a estudiar al detalle tu expediente. Para ello necesitaremos contar con los siguientes documentos, los cuales podrás reunir desde la comodidad de tu hogar y enviarnos a través de internet. No será necesario que te desplaces a ningún sitio para presentar estos datos.

  • Fotocopia del DNI y de tu cuenta corriente. El primero para corroborar los datos y el segundo para poder hacerte el ingreso del préstamo.
  • Nota Simple de la vivienda del Registro de la Propiedad. Este documento puede solicitarse vía mail. En menos de 24 horas te lo remitirán a tu correo electrónico.
  • Fotocopia del seguro de hogar.
  • Último recibo del IBI.

Proceder a la tasación del inmueble

Como explicábamos unas líneas más arriba es necesario que una empresa oficial de tasación se encargue de establecer el valor de mercado de la propiedad. Con esta información podremos saber el importe total a prestar a cada cliente. Cuanto mayor sea el valor de mercado, más alta será la opción de crédito.

Firmar el contrato entre ambas partes

En Crédito Particular cumplimos estrictamente con la legalidad vigente. Por este motivo todos nuestros préstamos urgentes y créditos inmediatos se firman ante notario. De este modo el cliente dispone de una figura externa con la que puede consultar cualquier duda que haya quedado pendiente de resolver.

Recuerda que este es el momento ideal para aclarar cualquier inquietud que pueda quedarte sobre el préstamo. Tanto con nuestros profesionales como con el notario encargado de realizar la lectura del documento.

Para ofrecerte más tranquilidad puedes escoger tú mismo la notaría o notario que prefieras para el día de la firma.

¿Por qué apostar por los préstamos inmediatos de Crédito Particular?

Por qué apostar por los créditos inmediatos de crédito particular

Conseguir un crédito rápido de confianza a veces no resulta una tarea fácil. Por este motivo en Crédito Particular nos gusta ser claros con nuestros clientes. Entre los beneficios que puede reportarte apostar por nuestros préstamos inmediatos destacan sin duda los siguientes.

  • Productos financieros para todo tipo de perfiles. A diferencia de lo que puede pasarte con otras empresas de crédito, nosotros ofrecemos financiación a todo tipo de clientes. Independientemente de su situación crediticia. No importa que no tengas una nómina estable o que tu nombre figure en Asnef. Siempre y cuando dispongas de una propiedad susceptible de venta y libre de carga podrás optar a un crédito urgente.
  • Cantidades de dinero ilimitadas. Es normal que las empresas de préstamo establezcan un máximo en cuanto al capital a prestar. Sin embargo en nuestro caso el límite lo establece el valor de mercado de la propiedad que uses como garantía. En total dispondrás de un mínimo de 6.000 € hasta un máximo que equivalga al 25 % del valor de mercado de tu inmueble. Por tanto cuanto más caro sea su precio, más dinero podrás obtener.
  • Sin cambiar de banco ni estar obligado a contratar otros productos. Probablemente te hayas dado cuenta que la financiación por medio de entidades financieras tradicionales suele implicar la contratación de productos vinculados. Los bancos, para concedernos créditos urgentes pueden obligarnos a abrir una cuenta con ellos; a llevar nuestra nómina a su banco; a contratar algún tipo de seguro o incluso una tarjeta de crédito. Con nosotros nunca te sucederá esto ya que nuestra política de empresa nos impide trabajar con productos vinculados.
  • Plazos de amortización a tu medida. Para que puedas disponer de unas cuotas con las que responder de manera holgada a tu préstamo es necesario que dispongas de unos plazos de amortización adecuados. En nuestra empresa podrás disfrutar de plazos que oscilan desde el año hasta los 10. Además puedes beneficiarte de un periodo de carencia. No dudes en consultar con nuestros expertos para que te asesoren sobre este tema.
  • Rapidez de concesión. Cuando un cliente busca un crédito urgente es porque tiene la necesidad de resolver algún problema financiero de manera inmediata. No hay nada pero en estos casos que tener que esperar días, e incluso semanas, a que el prestamista nos responda. En nuestro caso esto no te sucederá jamás. En tan solo 15 minutos desde la solicitud sabrás si tu préstamo ha sido pre-aprobado. Y en un máximo de 72 horas desde la firma del contrato, depondrás del capital en tu cuenta corriente.

¿Qué es un préstamo rápido y qué tipos hay?

Qué es un préstamo particular y de qué tipos hay

Los préstamos rápidos son aquellos productos financieros caracterizados por ofrecer dinero a gran velocidad. Dependiendo de la cantidad que se solicite puedes disponer del capital en una horquilla de entre 15 minutos y 72 horas. Existe una gran variedad de créditos urgentes e inmediatos. Y se pueden diferenciar entre sí por varios aspectos. Como por ejemplo quién los ofrece o sus características técnicas. Veamos ambos conceptos por separado.

¿Cuánto pueden tardar en concederme un crédito urgente y por qué son tan rápidos?

Los créditos rápidos, tal y como su nombre indican, se caracterizan por su velocidad de concesión. Lo normal es que, en función del capital solicitado, la empresa de crédito nos ingrese el dinero en nuestra cuenta corriente en periodos muy cotos de tiempo. Estos pueden ir de los 15 minutos a un máximo de 72 horas.

El plazo se puede alargar a 72 horas cuando las cantidades son elevadas y el prestamista y prestatario no trabajan con el mismo banco. En estos casos el dinero puede tardar un poquito más de tiempo en transmitirse de una entidad financiera a otra.

El motivo por el que estos préstamos son tan rápidos es sencillo: se trata de productos financieros que se contratan de manera online. Lo cual permite que los procesos se automaticen. Es decir, que no tenemos que perder tiempo en acudir a una sucursal en horarios poco adecuados para presentar la documentación que nos piden para concedernos el crédito.

En general las empresas de capital privado y prestamistas particulares son más rápidas en la concesión que los bancos. Ya que las exigencias para conceder el capital no son tan estrictas.

¿Qué tipo de créditos inmediatos se pueden obtener en el mercado?

Si estás interesado en conseguir dinero rápido puedes apostar por diferentes productos financieros. Las variedades de préstamos rápidos más solicitadas son las siguientes:

Mini créditos rápidos

Hoy en día muchos establecimientos financieros de crédito se han especializado en ofrecer este tipo de producto.

  • Su característica principal es que se trata de importes no muy elevados (no suelen superar los 1.000 €) de los que podemos disponer en menos de 15 minutos en nuestra cuenta corriente. El número de empresas dedicadas a los mini créditos es tan alto que cada vez existen más promociones para captar nuevos clientes. Por ejemplo se pueden encontrar algunos de estos mini créditos que ofrecen el primer préstamo sin intereses.
  • En general no es un producto del que haya que abusar porque sus intereses suelen ser elevados. Según el Banco de España rondan el 1,1 % diario. Eso sí, carecen de comisiones.
  • Plazos de devolución. Lo más frecuente es que la devolución deba de realizarse en un solo mes. Aunque hoy en día algunas de estas compañías ofrecen hasta 60 días para devolver el préstamo.
Préstamos rápidos

Se trata de otra modalidad de préstamo en la que podemos obtener más capital que en los mini créditos rápidos. Su concesión también es muy rápida.

  • Importe. El importe total suele rondar entre los 1.000 € y los 5.000 €. Tanto los bancos como las empresas de capital privado ofrecen este tipo de producto financiero.
  • Amortización, intereses y plazos de devolución. Suelen tener un plazo de amortización que va de los 3 a los 36 meses y sus intereses rondan el 3,5 % al mes. Las cuotas de devolución son mensuales y pueden solicitarse para hacer frente de manera puntual a cualquier imprevisto económico.
Préstamos personales rápidos

Si necesitamos más cantidad de dinero de manera inmediata los préstamos personales pueden ser nuestra solución. Suelen tardar una media de 48 horas en ingresarlos en nuestra cuenta corriente.

  • En este caso tanto los bancos como las empresas de capital privado pueden conceder este tipo de préstamos. Los importes oscilan entre los 3.000 € y los 50.000 €, por lo que son ideales para gastos más elevados. Por ejemplo realizar alguna reforma en nuestro hogar o negocio. Cualquier gran proyecto puede obtener financiación. Eso sí, las condiciones para conseguir uno de estos préstamos no serán las mismas si acudimos a la EFC que si lo intentamos a través de un banco. Estas segundas entidades de crédito marcan mayores exigencias para ofrecer préstamos.
  • Plazos de devolución y gastos asociados. Al tratarse de cantidades mucho mayores el plazo de devolución también se amplía. Este puede ir desde el año hasta los 10. En cuanto a los gastos asociados los bancos pueden exigir, además de los intereses, una serie de comisiones y productos vinculados. Algo que no sucederá si acudimos al capital privado. Según el Banco de España lo intereses de estos productos son de aproximadamente un 8,9 % TAE. Al tratarse de productos que pueden incluir más gastos que los intereses lo ideal es fijarse en la TAE y no en la TIN.
Los préstamos preconcedidos

Una variedad que los bancos cada vez explotan más son los préstamos preconcedidos. Entre sus particularidades destacan las siguientes:

  • Capital obtenido. Este dependerá del cliente y su situación financiera. No ofrecerán la misma cantidad a una persona con una nómina de 3.000 € que a otra de 1.000 €.
  • Solo para clientes. Se trata de productos financieros pensados para clientes de las entidades bancarias. En estos casos, aunque nosotros no los solicitemos, los bancos realizan estudios primarios sobre nuestra situación financiera y nos los ofrecen de vez en cuando. El problema de estos préstamos es que su concesión no suele coincidir con el momento en el que atravesamos un apuro económico.
  • Intereses. En cuanto a los intereses hay ciertos préstamos preconcedidos que carecen de ellos.

Una vez aceptaos el préstamo tendremos que esperar a que realicen un estudio más exhaustivo sobre nuestra situación financiera.

Créditos al consumo

Seguro que en más de una ocasión has utilizado este tipo de financiación que ofrecen las grandes superficies. Por ejemplo cuando has adquirido los electrodomésticos de tu hogar. Este tipo de créditos se caracterizan por:

  • Utilizarse de manera exclusiva para comprar algún producto en la gran superficie que lo ofrece.
  • Cubrir el importe del producto. Es decir, que en vez de recibir dinero, a cambio obtendremos el producto o servicio que estamos interesados en obtener.
  • Cuotas, devoluciones e intereses. Al igual que el resto de créditos inmediatos las cuotas suelen ser mensuales y los plazos de devolución no suelen superar los 36 meses. Los intereses varían en función del comercio y algunos incluso ofrecen un periodo de carencia. Esto es muy frecuente por ejemplo en la vuelta al cole cuando los padres compran los libros escolares de sus hijos.
Y por último los préstamos con garantía hipotecaria

Este tipo de créditos rápidos son precisamente la especialidad de nuestra empresa. Para poder acceder a ellos es necesario contar con una propiedad libre de cargas e hipotecas. Sus características resultan muy interesantes.

  • Sin límite de capital y muy rápidos. En nuestro caso el límite lo establece el valor de mercado de la propiedad. Por tanto dependiendo de cuánto cueste el cliente podrá obtener más o menos capital. En cuanto a la concesión, en menos de 72 horas desde la firma del contrato el cliente tendrá acceso al dinero.
  • Plazos de devolución e intereses. Los plazos de devolución van del año a los 10 y los intereses se calculan de manera personalizada en función de varios conceptos: el valor del inmueble, el motivo de la solicitud, el importe total y el plazo de amortización solicitado.
  • Todo tipo de clientes. A diferencia de otros préstamos rápidos e inmediatos los préstamos de Crédito Particular está pensado para todo tipo de clientes. Incluidos aquellos con unas características financieras algo peculiares.

¿Qué he de hacer para contratar uno de estos préstamos urgentes?

Qué he de hacer para contratar un préstamo urgente

Una de las características comunes a todos los créditos rápidos es que son sencillos en sus trámites.

  • Calcular el importe necesario. Muchas de estas páginas ofrecen una calculadora de préstamos para poder averiguar cuánto pagaremos en intereses en función del plazo de devolución y del capital solicitado. Lo ideal es hacer un estudio previo sobre qué importe necesitamos y en cuánto tiempo queremos devolverlo.
  • Rellenar la solicitud de la página web o llamar por teléfono. Una vez tengamos claro el primer punto procederemos a rellenar la solicitud que ofrece la propia página web de la empresa de crédito. Con la información que obtengan podrán realizar una valoración sobre la posibilidad de ofrecernos un crédito.
  • Enviar documentación. En cuanto la entidad haya valorado la información que le hemos ofrecido nos pedirá el resto de la documentación para poder tramitar el préstamo rápido. Siempre, claro está, que nuestro perfil cumpla con sus exigencias financieras.
  • Firmar el contrato. Cualquier tipo de préstamo al que acudamos debe de estar amparado por la Ley y ha de reflejarse por contrato todo lo acordado. Es importante realizar una lectura exhaustiva del documento para asegurarnos de que entendemos todas las cláusulas. Estos contratos se firman ante notario para mantener la legalidad.
  • Orden de traspaso. Tras la firma del contrato por parte del cliente la entidad financiera seleccionada solicitará una orden de traspaso para ingresar en nuestra cuenta el importe acordado. En el momento en el que recibamos el dinero comenzará a correr el plazo de devolución de nuestro préstamo.

¿Cualquiera puede acceder a un crédito inmediato?

Cualquiera puede acceder a un crédito inmediato

No siempre. Todo dependerá de la entidad financiera a la que se acuda a solicitar el dinero. Por ejemplo en el caso de los bancos, si se quiere buscar dinero rápido o cualquier otro tipo de crédito las condiciones suelen ser más exigentes y complejas. Entre los requisitos se solicita una persona con una excelente situación económica y además no suelen ser tan rápidos como los préstamos de las empresas de capital privado.

En el caso de las empresas de capital privado y los prestamistas privados lo normal es realizar un análisis de nuestro perfil económico en función de los siguientes factores:

  • Capacidad económica. Para que nos concedan un crédito lo normal es que dispongamos de la suficiente capacidad económica como para poder afrontar la devolución del dinero prestado en el plazo acordado. En general siempre y cuando nuestros los préstamos que tengamos no superen el 40 % de nuestro salario neto, no habrá problemas para obtener un crédito rápido con cualquier compañía.
  • Revisión de nuestro historial crediticio. Muchas entidades financieras no ofrecen dinero a aquellos usuarios con un historial crediticio por adecuado. En el caso de los bancos lo más frecuente es consultar la base de datos de CIRBE, en la que quedan registrados todos los préstamos pasados y presentes que tenemos. En esta base de datos se puede comprobar si el cliente ha realizado puntualmente el pago de las cuotas o ha dejado de hacerlo en algún momento. También se puede comprobar si sigue teniendo vigente algún préstamo.
  • Posibles impagos. Lo mismo sucede si nos encontramos inscritos en Asnef o RAI, dos de los principales ficheros de morosidad que hay en España.

El no disponer de un historial crediticio intachable hará que muchos prestamistas nos denieguen un crédito. En el caso de Crédito Particular la situación es mucho menos compleja ya que siempre que dispongas de un inmueble en propiedad libre de cargas y susceptible de venta podrás acceder a un préstamo. Independientemente de que estés en Asnef o que tu CIRBE muestre un historial crediticio que no es intachable.

¿Es peligroso solicitar un préstamo rápido?

Es peligroso solicitar un préstamo rápido

Muchas personas siguen tiñendo ciertos reparos a obtener financiación fuera de los canales habituales de crédito. Es decir, los bancos. Sin embargo las compañías que ofrecen este tipo de productos son tan seguras como el resto de entidades financieras tradicionales.

El mejor método para asegurarnos de que estamos trabajando con entidades legítimas es realizar una serie de comprobaciones previas. Por ejemplo:

Asegurarnos de que se trata de empresas registradas en el Ministerio de Sanidad y Consumo

Lo normal es que todas las compañías de préstamos muestren este tipo de credenciales en sus páginas web de forma bien visible. En el caso de Crédito Particular nuestro número de inscripción es el 439/2013. Si no localizas sus credenciales legales, desconfía de esa empresa de crédito.

Jamás han de solicitarnos dinero por adelantado

Las empresas que hacen esto suelen ser completamente ilegales. De hecho es uno de las estafas más frecuentes ligadas al sector financiero. Jamás deberemos de pagar por adelantado nada para conseguir un préstamo. Ni comisiones de formalización ni ningún otro concepto. En caso de que esto nos suceda deberemos de fijarnos en si es un intermediario o una empresa de crédito. Si se trata del segundo caso, lo mejor es salir de esa página web lo antes posible.

Prometernos que nos sacarán de Asnef

Ninguna empresa de capital privado puede llevar a cabo las gestiones necesarias para sacarnos de Asnef. Los únicos con capacidad para realizar esta acción son las empresas a las que debemos dinero y la propia Equifax. La empresa que dirige el registro de Asnef. Una vez saldada la deuda son ellos los encargados de darnos de baja en el listado.

Muchos estafadores del sector financiero engañan a los usuarios diciéndoles que solo pueden ofrecerles préstamos sacándoles previamente de Asnef. Para ello les obligan a pagar a un supuesto abogado que se encargará de realizar los trámites oportunos para lograrlo. Por desgracia una vez reciben el dinero desaparecen por completo.

No ofrecer toda la información sobre el futuro préstamo

Todas las empresas dedicadas al sector financiero tienen la obligación de explicar sus productos hasta el más mínimo detalle antes de ser contratados. Ya se trate de un banco, de una empresa de capital privado o de un prestamista privado. Las condiciones de contratación del producto deben de ser claras y estar plasmadas en el INE. Forma parte de nuestros derechos como consumidores saber por adelantado qué tipo de producto estamos contratando.

Si localizas algún prestamista que no ofrece toda la información sobre sus productos financieros antes de la firma no realices ningún acuerdo con él.

Deben de ser sitios seguros

Una de las características más habituales de las empresas dedicadas a conceder dinero rápido es que operan a través de internet. Precisamente el que realicen los trámites de esta manera aumenta la velocidad de gestión del proceso. De ahí que sea necesario que cumplan una serie de protocolos de seguridad con los que proteger nuestros datos personales. Para saber si una página web es segura hay que fijarse en la barra en la que tecleamos la dirección web en nuestro ordenador.

  • Debe de aparecer un candado verde a la izquierda del todo. Esto significará que tanto nuestras contraseñas como nuestros datos personales (como el número de tarjeta de crédito) están protegidos contra posibles ciber ataques.
  • La url debe de comenzar por /https:// En caso de no ser así es probable que estemos ante una dirección falsa.

Todos los acuerdos financieros han de firmarse ante notario

Siempre que contrates un préstamo rápido o de otro tipo, tendrás que firmar ante notario el acuerdo. El Notario actúa como intermediario entre ambas partes y se encarga de revisar el documento. El día de la firma es el momento oportuno para que resuelvas cualquier duda que pueda generarte el texto. El notario, además de proceder a la lectura del documento, podrá ayudarte con tus consultas.

Contacto

Solicitud de préstamo

Contacta con nosotros para tener más información sobre nosotros y nuestros servicios

Deja un comentario

Scroll Up