Imagen cabecera

Reunificación de deudas

Préstamos de capital privado

Es probable que llegue un momento en el que te encuentres saturado de deudas cada mes. Puede que tengas que pagar las letras del coche, la hipoteca y que hayas tenido que recurrir a un par de créditos rápidos para hacer frente a ciertos pagos inmediatos.

En estas situaciones es normal que llegar a fin de mes se convierta en una auténtica heroicidad debido a las mensualidades de cada deuda, junto con los gastos fijos del mes. Si te has visto inmerso en esta realidad financiera una buena opción para salir airoso de este escollo económico es recurrir a la reunificación de deudas. Por medio de este sistema puedes agrupar todas tus deudas en un único pago y evitar que los intereses y el cúmulo de mensualidades te impidan cumplir con cada prestamista.

Por desgracia no todas las entidades financieras ofrecen la oportunidad de reunificar deudas a todo tipo de clientes. Por ejemplo los bancos de toda la vida se muestran reticentes a realizar cualquier tipo de préstamo, incluidas las reunificaciones de deudas si no se cumplen ciertos requisitos. En caso de estar en Asnef o RAI o de no disponer de una nómina estable probablemente tu solicitud sea inmediatamente denegada.

Sin embargo hoy en día existen muchas alternativas financieras que pueden resultarte útiles y atractivas. En las que obtendrás un trato más amable y conseguirás crédito a pesar de que económicamente no estés atravesando un buen momento. Hablamos de las empresas de capital privado y los prestamistas privados. Como puede ser el caso de Crédito Particular.

Crédito Particular nació en el año 2012 con el fin de ayudar a todos estos potenciales clientes a obtener el capital que necesitan. Incluidos los prestatarios que buscan reunificar sus deudas. Para ello ofrecemos créditos con garantía hipotecaria con los que podrás obtener capital ilimitado. Y que podrás devolver en un plazo máximo de 10 años. ¿Te gustaría saber más sobre la reunificación de deudas a través de Crédito Particular? En ese caso, sigue leyendo…

Reunifica tus deudas con Crédito Particular

  • Préstamos a partir de 6.000€ (mínimo).
  • Sin límite de capital.
  • Imprescindible una propiedad como garantía.
  • Hasta 10 años de devolución.
  • Cómodas cuotas mensuales.
  • No importa Asnef.
  • Respuesta en 1 hora.
  • No importa nómina ni si está en paro.
  • Sin pagos por adelantado.
  • Carencia de hasta 5 años.
  • No cobramos nunca por adelantados.
  • No tiene que justificar sus ingresos.

Fácil, rápido y seguro

Rellena el formulario o llámanos!

Solicitud

Solicitud de préstamo

Pre-aprobación del préstamo en tan sólo unos minutos

Estudio en
10 min

Estudio en 10 minutos

Comprobación de la documentación y aprobación final

Envío de
documentación

Envío de documentación

Recopilación de todos los datos y tramitación del préstamo

Preparación
de firma

Preparación de firma

Informe de tasación por una empresa regulada por el Banco de España

Tasación

Tasación

Tu préstamo disponible en 72 horas

Firma

Firma

Contacto

Solicitud de préstamo

Contacta con nosotros para tener más información sobre nosotros y nuestros servicios

¿Qué tipo de préstamos ofrecemos para reunificar deudas?

En Crédito Particular nos hemos especializado en préstamos con garantía hipotecaria. Con este tipo de créditos podrás hacer frente a cualquier necesidad financiera que tengas. Sin embargo, ¿sabes en qué consisten o cómo funcionan los préstamos con garantía hipotecaria? Nosotros te lo explicamos.

Préstamos con garantía hipotecaria

Para poder acceder a uno de estos préstamos con la intención de reunificar deudas es necesario cumplir los siguientes requisitos.

  • Tener un inmueble en propiedad. El primer paso para poder solicitar un crédito con garantía hipotecaria es disponer de un inmueble en propiedad. Este inmueble ha de estar libre de cargas y de hipotecas para que sirva como garantía de tu futuro préstamo. Podrás utilizar cualquier tipo de propiedad para este fin siempre que sea susceptible de venta. Puede tratarse de una plaza de garaje, de tu segunda residencia, de un negocio, de un terreno o de una nave industrial.
  • Solicitar una tasación oficial. Para saber cuánto dinero podemos ofrecerte es necesario conocer el valor de mercado del inmueble. Por este motivo siempre realizaremos una tasación oficial de la propiedad por medio de una empresa externa. Dicha empresa ha de estar regulada por el Banco de España. En el caso de Crédito Particular no tendrás que preocuparte por llevar a cabo este trámite puesto que nosotros nos encargaremos de todo. En el momento en el que sepamos cuál es el valor real de mercad podremos averiguar cuánto podremos ofrecerte como préstamo.
  • Acceso a financiación sin límites. El precio de tu propiedad será el baremo que utilizamos para calcular tu préstamo. De este modo podremos ofrecerte un préstamo para reunificar deudas que equivalga al 25 % del valor de tu inmueble Por tanto dependiendo de cuál sea su valor de mercado obtendrás más o menos capital por él.

Pasos a seguir para poder conseguir un préstamo para reunificar deudas

Pasos a seguir para conseguir un préstamo para reunificar deudas

En el caso de Crédito Particular los pasos a seguir son verdaderamente sencillos. Somos conscientes de lo complicado que resulta pasar por una situación financiera delicada. Por este mismo motivo nos gusta que todo el proceso sea sencillo, fácil y rápido para ti.

Sólo necesitarás seguir estos pasos para conseguir tu préstamo con garantía hipotecaria:

  • Saber cuánto necesitamos y para qué. Antes de solicitar un préstamo, ya sea con nosotros o con cualquier otro prestamista, es importante que tengas claras tus necesidades. Debes de saber cuánto dinero vas a requerir o con qué plazos de amortización te sentirías cómodo. Y por supuesto cuáles serían las mensualidades adecuadas para poder hacer frente a los pagos con holgura. Esta información te resultará vital para organizar tus ideas y saber cuáles son tus necesidades reales de crédito.
  • Contactar con nosotros. Una vez tengas claro qué cantidad de dinero necesitas y para qué será el omento de contactar con nosotros. Puedes hacerlo a través del formulario de contacto que verás en esta misma página web. O bien llamando al número de teléfono 930 130 413. En cualquiera de los dos casos nos encargaremos de asignarte un asesor financiero. Nuestros asesores son expertos en temas económicos, jurídicos y fiscales. Por lo que además de conseguir un préstamo podrás realizar cualquier consulta que tengas en mente relativa a tu crédito para reunificar deudas.
  • Estudiar tu solicitud. A continuación nos encargaremos de estudiar tu solicitud y comprobar si es viable. Como sabemos lo complicado que puede resultar estar pendiente de saber si nos concederán o no un préstamo este paso es muy rápido. En menos de 10 minutos valoraremos tu solicitud y sabremos si tu crédito ha sido pre-aprobado. Sin necesidad de esperas innecesarias y con todas las garantías que te da un experto en la materia.

Y además vas a necesitar….

  • Recopilación de la documentación necesaria y preparación del proceso de firma. Ahora que ya sabemos si tu expediente ha sido aprobado es el momento de recopilar la información que vamos a necesitar para poder poner en marcha el contrato de tu préstamo. No te preocupes, no tendrás que esperar meses ni ir de un lado a otro solicitando información. Los datos que necesitaremos son sencillos y puedes obtenerlos desde la comodidad de tu hogar. Estos son los siguientes:
    • Fotocopia del DNI. De esta manera podremos comprar tus datos y saber si el inmueble presentado se encuentra a tu nombre.
    • Una fotocopia del a cuenta corriente en la que deseas que llevemos a cabo el ingreso de tu préstamo. Con Crédito Particular no es necesario que cambies de entidad. Puedes seguir manteniendo tu cuenta corriente en el banco de toda la vida.
    • Nota Simple de la vivienda del Registro de la Propiedad. Se trata de un documento que puedes solicitar sin problemas desde cualquier lugar a través de internet. Solo es necesario esperar 24 horas para recibirlo.
    • Último recibo del IBI. De esta manera comprobaremos que todos los pagos están al día.
    • Seguro de la vivienda en regla.
  • Añadir a la documentación el informe de la tasación oficial. Como ya hemos explicado unas líneas más arriba es imprescindible llevar a cabo una tasación oficial para conocer el valor real de mercado del inmueble. Así sabremos hasta qué cantidad podemos llegar en tu futuro préstamo. Esta información se asociará a tu expediente y se presentará ante notario el día de la firma.

Y como punto final de este sencillo proceso…

  • Celebrar el proceso de firma. En Crédito Particular cumplimos a rajatabla con la legislación vigente. Por este motivo todos nuestros préstamos (sean para reunificar deudas o para cubrir otro tipo de gasto) se firman ante notario. El día de la firma podrás resolver cualquier duda que todavía te quede pendiente. Tanto con el notario como con el experto de Crédito Particular que estará presente en el momento de la firma. Para una mayor comodidad podrás elegir al notario o notaría que prefieras. Ya sea por cercanía o porque ya has realizado otros trámites con ellos. Nosotros estaremos encantados de adaptarnos a tus necesidades.

Requisitos a cumplir a la hora de reunificar créditos

Requisitos a cumplir para conseguir un préstamo para reunificar deudas

Como sucede con cualquier entidad de crédito es necesario cumplir una serie de requisitos mínimos para poder solicitar el capital prestado. En el caso de Crédito Particular, a diferencia de lo que puede pasar con otra entidad, estos se caracterizan por su sencillez y rapidez.

  • Ser mayor de edad. Tanto en el caso de Crédito Particular como de cualquier otra entidad financiera, es necesario que seas mayor de edad para solicitar un préstamo. En ciertas empresas incluso establecerán un límite de edad superior que puede oscilar entre los 21 y los 25 años.
  • Residir en España. Los préstamos de capital privado, entre particulares o los propios de los bancos solo se ofrecen a los residentes en nuestro país. De ahí que sea necesario presentar el DNI o la tarjeta de residencia para demostrar que vives aquí. En caso contrario deberás de recurrir a los productos financieros que ofrece tu propio país. Estamos seguros de que encontrarás alternativas de crédito muy interesantes.
  • Ser el propietario de un inmueble libre de cargas e hipotecas. No olvides que los préstamos que ofrecemos en Crédito Particular son con garantía hipotecaria. ¿Qué significa esto? Que debes de tener un inmueble en propiedad para poder acceder a este tipo de financiación.

¿Cualquiera puede solicitar uno de estos préstamos para pagar deudas?

En la mayor parte de los casos es necesario contar con una situación financiera estable. Cuanto más estable y regular sea tu situación financiera más sencillo te resultará obtener un préstamo en cualquier entidad. Incluidos los bancos. Siempre que dispongas de ingresos regulares suficientes como para hacer frente a la deuda no tendrás problemas. La situación sin embargo se complica cuando económicamente no disponemos de un perfil financiero intachable. Por ejemplo si estás en Asnef o RAI o si tu nómina no es estable los bancos directamente te denegarán los préstamos.

Ventajas de préstamos con garantía hipotecaria para reunificar deudas

Ventajas de los préstamos con garantia hipotecaria para reunificar deudas de Crédito Particular

Ahora que ya sabes un poco cómo funcionan nuestros préstamos queremos hablarte de sus principales ventajas para que puedas valorar mejor si es el producto financiero que estabas buscando:

  • Capital a la altura de tus necesidades. ¿Sabías que con Crédito Particular puedes obtener desde un mínimo de 6.000 € hasta un máximo que equivalga al 25 % del valor de mercado de tu inmueble? Pues así es. Con nosotros el único límite que hay lo marca tu propiedad.
  • Amplios plazos de amortización. Si has comenzado a buscar opciones crediticias por internet te habrás topado con un montón de créditos personales o al consumo cuyo plazo de amortización es más bien escaso. En la mejor de las situaciones este puede llegar hasta los 5 años. En Crédito Particular sabemos lo importante que es contar con un plazo de financiación que se ajuste a tus necesidades de crédito. Por este motivo te ofrecemos desde un mínimo de 1 año hasta un máximo de 10 para poder amortizar tu préstamo. Además, si estás interesado en disfrutar de un periodo de carencia parcial puedes hacerlo. No dudes en consultar a nuestros expertos para que hablen sobre este tema y te asesoren según su caso.
  • Con cuotas mensuales completamente ajustadas a ti. En Crédito Particular calculamos las cuotas mensuales en función de tus necesidades y plazos de amortización. Así nos aseguramos que podrás realizar los pagos de manera holgada y sin que suponga un problema para ti. Si en algún momento de la vida de tu préstamo estos plazos no te resultan adecuados, no dudes en consultarnos para que podamos ayudarte.

Pero las ventajas no acaban aquí…

  • Respuesta prácticamente inmediata. Somos conscientes de lo duro que puede resultar tener que hacer frente a un imprevisto económico. Sabemos que en estas situaciones muchas veces la velocidad de respuesta es lo único que nos puede salvar de enredarnos en una situación financiera más compleja. De ahí que en Crédito Particular nos comprometamos contigo a responderte de manera prácticamente inmediata. En menos de 10 minutos sabrás si tu préstamo ha sido pre-aprobado. Y en un plazo no superior a las 72 horas tendrás el dinero solicitado en tu cuenta corriente. Así podrás hacer frente a tus problemas de liquidez de manera rápida y eficaz.
  • Sin costosos trámites ni papeleos. Una de las principales dificultades que presentan los préstamos ofrecidos por otras entidades financieras, como por ejemplo los bancos, es la poca disposición a ayudar con los trámites. En muchas ocasiones solicitan documentación difícil de conseguir y con un coste elevado. Este no es el caso de Crédito Particular; donde apostamos por los trámites sencillos y el fin del papeleo innecesario para nuestros prreatmos.
  • Desde la comodidad de tu hogar. Seguro que en más de una ocasión te ha tocado faltar una mañana a tu trabajo para solucionar cualquier tipo de papeleo con el banco. Pues por desgracia con los préstamos sucede igual. En Crédito Particular somos contrarios a este tipo de política y nos gusta ayudar al máximo a nuestros clientes. Por eso operamos a través de internet. Para que puedas realizar los pasos desde cualquier lugar sin necesidad de desplazarte. Únicamente durante el día de la firma del contrato ante notario tendrás que personarte en la notaría. Pero podrás elegir tú mismo el horario más conveniente además de la notaría que te resulte más cómoda.

Y por supuesto…

  • Sin productos vinculados ni necesidad de cambiar de banco. Seguro que si has acudido a un banco con la intención de solicitar un préstamo te has encontrado con un sinfín de productos vinculados. Estos se convierten en una obligación para poder obtener un préstamo. Dichos productos pueden ser muy variados. Desde la domiciliación de la nómina. Pasando por la obligatoriedad de abrir una cuenta corriente con ellos. Contratar una tarjeta de crédito y realizar gastos con ella cada mes. Asociar algún tipo de factura mensual a dicha cuenta corriente. O incluso contratar todo tipo de seguros con la promesa de mejorar los intereses del préstamo. En Crédito Particular no te exigiremos nada de esto. Solo necesitas disponer de un inmueble en propiedad para poder acceder a tu crédito.
  • Sin pagos por adelantado. Desconfía de aquellas entidades de crédito que te piden un pago por adelantado para poder formalizar contigo un préstamo. Suelen ser empresas que esconden estafas multitudinarias donde terminarás por perder dinero. En Crédito Particular cumplimos a rajatabla con la legislación vigente y por supuesto no te pediremos jamás un delante de dinero.

¿En qué consiste la reunificación de deudas?

En qué consiste la reunificación de deudas

Cuando hablamos de reunificación de deudas lo hacemos para referirnos a la agrupación de todos los préstamos que tenemos disponibles en uno solo. De este modo lo que logramos es sumar el todas las deudas en una única cuota mensual con un importe más asequible para nuestro bolsillo.

Cuando hablamos de reunificación de deudas lo hacemos para referirnos a la agrupación de todos los préstamos que tenemos disponibles en uno solo. De este modo lo que logramos es sumar el todas las deudas en una única cuota mensual con un importe más asequible para nuestro bolsillo. Además no solamente reducimos el número de mensualidades, sino también la cantidad que pagamos por ellas cada mes. A cambio lo habitual es aumentar la duración del préstamo y los intereses. Sin embargo, gracias a esta técnica, se consigue poder pagar de manera puntual a los prestamistas con los que hemos acordado plazos.

Este tipo de acción suele llevar a cabo por medio de un préstamo con garantía hipotecaria y aunque supone un aumento de los intereses y del plazo de devolución, ofrece un desahogo económico al prestatario. Al tener que enfrentarse únicamente al pago de una única deuda de un importe inferior a las que estaba abonando hasta el momento, se logra evitar no cumplir con los prestamistas. Y terminar en una lista de morosos.

A quién se puede acudir para reunificar deudas

Podemos proceder de varios modos diferentes para intentar reunificar nuestras deudas:

  • Acudir a una entidad financiera tradicional. Es decir, un banco. Por norma general si nuestra situación financiera no es precisamente muy halagüeña el banco nos denegará la oportunidad de crédito.
  • Buscar financiación y asesoramiento en empresas de capital privado y prestamistas particulares. Como por ejemplo Crédito Particular. En nuestro caso dispondrás de un asesor financiero personal desde la primera toma de contacto. No importa en qué parte de España residas pues operamos en todo el país.
  • Ponernos en contacto con la empresa con la que acumulamos nuestra deuda más elevada. Un método alternativo suele ser revisar nuestras deudas y buscar aquella que es más elevada. Una vez hecho podemos acudir a dicho prestamista para que nos oriente sobre la posibilidad de reunificar deudas a través de él.

¿Puedo reunificar mis deudas si estoy en Asnef?

Una de las dudas más frecuentes que asaltan a los prestatarios que buscan la reunificación de deudas es si pueden llevarla a cabo estando en Asnef. La respuesta es positiva. Aunque el proceso resultará un poco más complejo que si no estuviéramos registrados en una lista de morosidad. En estos casos el método que existe es acudir a las empresas de capital privado como Crédito Particular. Lo normal en estos casos es que se lleven a cabo los siguientes pasos:

  • Anular la deuda que nos ha hecho estar inscritos en Asnef. Al retirar nuestro nombre del fichero de morosidad volveremos a tener la oportunidad de solicitar reunificar las deudas con todo tipo de prestamistas. Incluidos los bancos. Aunque si nuestra situación económica sigue sin ser muy atractiva (por ejemplo porque carecemos de una nómina estable), seguirán sin concedernos este crédito.
  • Proceder a la reunificación de deudas.

¿Qué gastos implica reunificar deudas?

Qué gastos implica la reunificación de deudas

Por desgracia la reunificación de deudas implica una serie de gastos que hay que asumir. De ahí que sea importante valorar nuestra situación financiera con ayuda de un experto. De este tendremos la seguridad de si la reunificación de deudas es el proceso más adecuado para nuestro caso concreto. En Crédito Particular contarás con asesoría financiera para tu préstamo desde el primer día.

Lo más frecuente es que si con nuestros ingresos netos no logramos cubrir los pagos de las deudas contraídas cada mes, reunificar deudas se convierta en la única alternativa. Así evitaremos manchar nuestro expediente financiero y provocar un grave desastre financiero más complejo de solucionar.

En cuanto a los gastos que implica reunificar deudas los más frecuentes suelen ser los siguientes:

  • Cancelar de manera anticipada el resto de nuestros préstamos. Lo más frecuente es que los préstamos que tuviéramos ya abiertos incluyan comisiones por la cancelación anticipada. Deberemos de hacer frente a dichas comisiones para poder proceder a la anulación. En el caso de las hipotecas las comisiones suelen oscilar entre el 0,25 % y el 0,50 %.
  • Gastos asociados a la cancelación de préstamos. Las comisiones por cancelación anticipada que cobran los prestamistas no son los únicos gastos asociados a la cancelación de una deuda. No debemos olvidar los gastos de gestoría, de notaría y otra variedad de conceptos como el registro de la propiedad. En total podemos llegar a pagar por esta partida aproximadamente 700 €.
  • Posible comisión del intermediario. Lo más frecuente es que el intermediario financiero que se encarga de unificar las deudas obtenga una comisión por sus servicios. Esta suele ser de un 3 % o más.

Dentro de los posibles gastos también figura el de…

  • Abrir una nueva hipoteca. Este tipo de préstamos de reunificación de deudas suelen estar asociados a la apertura de una nueva hipoteca. Y abrir una hipoteca conlleva siempre una serie de gastos inevitables. Entre estas partidas se encuentran la comisión de apertura, que puede llegar al 1 %. Es decir, unos 1.000 € por cada 100.000 € de préstamo. Los gastos de apertura del nuevo préstamo. Los cuales incluirán de nuevo la gestoría, la notaría, la tasación de la vivienda y el registro. Estos suelen rondar los 1.000 € para hipotecas de aproximadamente 160.000 €. Incluso es probable que pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que también ascenderá a otros 1.000 €. Hoy en día la Justicia ha logrado que dichos gastos se compartan en muchas ocasiones entre el prestamista y el prestatario, pero no siempre es así.

¿Cuándo puede resultar interesante solicitar una reunificación de préstamos?

Cuándo solicitar una reunificación de deudas

Debido precisamente a los gastos que implica reunificar deudas no siempre resulta la opción más adecuada. De ahí que sea importante contar con un experto que valore nuestra situación financiera y nos ayude a tomar la decisión correcta.

Este tipo de acción es conveniente en los siguientes casos.

  • Cuando carecemos de hipoteca o la hipoteca que tenemos contratada está prácticamente pagada. Piensa que para reunificar deudas deberás de cancelar este préstamo hipotecario. Y cuanto más próxima sea la cancelación a la apertura del préstamo, más caras serán las comisiones por anularlo.
  • Si acumulamos más préstamos, aparte del hipotecario, que sean demasiado caros. En este caso reunificar deudas puede suponernos un desahogo económico asombroso al llegar a final de mes.
  • Cuando el pago de las deudas que hemos contraído superan el 40 % de nuestros ingresos mensuales. Si queremos mantener una situación financiera relativamente estable y con la que podamos lidiar nuestras deudas no deben de superar el 40 % de nuestros ingresos netos. En caso contrario no seremos capaces de asumir todos los gastos que hemos de pagar cada mes. Y terminaremos incurriendo en impagos que pueden conducirnos a una lista de morosidad como Asnef o RAI, siempre puedes pedir un préstamo de dinero urgente con ASNEF.

Un buen consejo para llevar a cabo esta acción financiera es disponer de estabilidad económica. Si no disponemos de ingresos regulares con los que amortizar la nueva deuda probablemente dejemos de pagarla en un momento dado.

Ventajas y desventajas de la reunificación de créditos

Ventajas y desventajas de la reunificación de deudas

Como cualquier tipo de préstamo reunificar nuestras deudas tiene tanto ventajas como inconvenientes. Veamos ambas con más detenimiento para saber a qué atenernos.

Qué ventajas tiene reunificar préstamos

Si hemos acumulado un exceso de deudas al mes su reunificación puede ser la alternativa perfecta para nosotros. Entre las ventajas que ofrece ese producto financiero destacan las siguientes:

  • Obtenemos un préstamo con una cuota mensual mucho más reducida. Sin duda esta es la principal motivación para llevar a cabo esta acción. Si no somos capaces de pagar con holgura cada mes los préstamos que hemos contraído, reunificándolos evitaremos caer en impagos.
  • Unimos todos nuestros pagos mensuales en uno solo. De esta manera solo acumulamos un pago y unos intereses. Por tanto afrontamos cada mes con mucho más desahogo.
  • Puede ser nuestra última oportunidad para evitar caer en impagos. Antes que empezar a dejar de pagar los préstamos que hemos adquirido es mejor reunificar deudas. De este modo evitaremos problemas financieros más graves.
  • Nuevo plazo de amortización y condiciones. Tenemos la oportunidad de volver a renovar tanto el plazo de amortización como las condiciones del préstamo. Es probable que en cierto momento tuviéramos que aceptar un préstamo con unas condiciones que no terminaban de convencernos.

Cuáles son las desventajas de agrupar préstamos

Por supuesto no todo son ventajas en este tipo de producto financiero. Las principales desventajas están asociadas al aumento de comisiones y plazos de amortización. Veámoslo a continuación.

  • Aumenta el plazo de amortización y los intereses. El único método de conseguir que las mensualidades se reduzcan es ampliando el plazo de amortización. Por este motivo, aunque contratemos un préstamo con unos intereses más bajos que los que estamos pagando en otros productos, probablemente abonemos más. Ya que lo haremos durante más años.
  • Habrá que enfrentarse a un sinfín de comisiones. Desde comisiones de cierres anticipados por nuestros anteriores préstamos a comisiones de apertura por el nuevo. En este último caso todo depende del prestamista o empresa de capital privado con la que contactemos.
  • Aumento de la deuda. Es cierto que la reunificación de dudas puede convertirse en nuestra única salida económica para evitar un desastre mayor. Pero no nos engañemos. Por norma general supondrá un aumento de la deuda contraída. Debido precisamente a la ampliación de plazo y por tanto de pago de intereses.
  • Podemos terminar perdiendo nuestro inmueble. Al tratarse de préstamos con garantía hipotecaria es probable que si no cumplimos con los pagos acordados nos embargue nuestra propiedad. Siempre hay posibilidades de volver a negociar el préstamo con el prestamista pero no podemos obviar que esto puede suceder.

Consejos para que reunificar deudas no te salga caro

Consejos para que reunificar deudas no te salga caro

Como ves hay un gran abanico de pros y contras asociados a este producto financiero. También hay muchas oportunidades de acudir a un tipo de empresa o de otra para solicitar la reunificación de deudas. De ahí que queramos ofrecerte algunos consejos para que llevar a cabo esta acción no te salga caro.

  • Siempre es bueno comparar. Como hacemos con cualquier otro producto o servicio que vamos a adquirir es aconsejable comparar varias entidades de préstamo. Lo adecuado es mirar por lo menos el producto en tres empresas diferentes. En nuestro caso ya has podido ver unas líneas más arriba cuáles son las ventajas que te ofrecemos frente al resto de competidores.
  • Revisar las condiciones minuciosamente. Recuerda que el único modo de saber si el servicio va a resultar adecuado para ti es revisar todas las condiciones del préstamo con mucho cuidado. Debemos de estar seguros de que comprendemos todas las cláusulas y qué gastos asociados incluye la oferta. Tanto los intereses como las posibles comisiones de cierre, amortización anticipada o apertura. Los posibles productos vinculados o el porcentaje que se llevan los intermediarios en caso de haberlos. Todos estos servicios modificarán considerablemente la cuota que hemos de pagar mes tras mes. Recuerda que todos nuestros préstamos se firman ante notario por lo que siempre podrás resolver todas tus dudas tanto con él como con tu asesor financiero personal.
  • Solicita por escrito la previsión de gastos. En ella se han de incluir todas esas condiciones de las que acabamos de hablar. De este modo te resultará más sencillo comprender cuánto vas a pagar por tu préstamo para reunificar deudas mes tras mes.

Y por último…

  • Asegúrate de que pagas menos a final de mes con esta cuota que con la suma de todas las anteriores. De nada sirve que procedas a reunificar deudas si a la hora de la verdad vas a pagar lo mismo antes que después. En ese caso no saldría a la cuenta llevar a cabo todas estas gestiones. Lo normal es que pagues menos en tus mensualidades para que puedas responder de manera holgada a todas tus deudas.
  • Negocia siempre que puedas. Piensa que no hay nada fijo en esta vida y que puedes negociar con la empresa financiera a la que acudas para intentar conseguir las condiciones más adecuadas para tu situación económica. Muchas entidades prefieren ceder un poco en sus condiciones antes que perder a un cliente potencial.
Contacto

Solicitud de préstamo

Contacta con nosotros para tener más información sobre nosotros y nuestros servicios

Deja un comentario

Scroll Up